viernes, 4 de septiembre de 2015

Space Is The Place | John Coney | 1974


Delirios místicos cósmicos, creación de energía mediante la ejecución de armonías progresivas, reivindicación de la cultura afroamericana, jazz experimental, etc., todas estos componentes integran esta película, y más, porque se trata de un film ideado por un músico que, en sí mismo, es muy particular y experimental; Sun Ra, con sus aproximaciones al misticismo egipcio y su música siempre vanguardista.

‘’Space is the place’’ es un film de 85 minutos de duración, de ciencia ficción, realizado en 1972 y lanzado en 1974. Un film ficcionario, algo experimental, con elementos surrealistas y futuristas, dirigido por John Coney, y escrito por Sun Ra, un músico de jazz de alta influencia en el género, quien a la vez se vuelve el protagonista, un piloto cósmico proveniente de otros mundos que llega a la tierra a salvar a sus hermanos negros de la devastación del planeta tierra.

Durante finales de la década de 1960 y principios de la década de 1970, Sun Ra y su grupo hicieron varias incursiones a California. En 1971, Sun Ra enseñó un curso, "El Hombre Negro en el Cosmos", en la Universidad de California, Berkeley. En el transcurso de estas visitas a California, Sun Ra llamó a la atención de Jim Newman, quien produjo la película, la cual fue inspirada y basada, de alguna forma, en dichas conferencias brindadas Sun Ra en  Berkeley.


Toda la idea del film ronda en torno al misticismo total y al sin sentido, que en realidad tiene sentido en la lógica Ra, que con su música conduce su nave espacial y comunica a sus hermanos su mensaje de despertar, ante, como él dice, una sociedad que ha relegado a la cultura negra a la explotación y el servilismo. En su misión se encuentra con un villano que lo único que quiere es hundirlo y evitar que concrete su misión de salvataje reivindicatorio.

Un film con muchos elementos, muchos escenarios varios, sensualidad, cultura afroamericana, buenos diálogos, además de pensamientos e ideas que el mismo Ra va volcando y que son propias del músico, que además de músico era, talvez, una especie pensador o filósofo del algún tipo, con una clara fascinación hacia el misticismo, la cultura egipcia antigua, el cosmos y las estrellas y la vida en otro lares del universo.

Un film algo crudo, rebuscado pero con una trama interesante y con las delicias parafernalicas que Sun Ra va dejando a lo largo del camino, lo que vuelve todo mucho más interesante. Altamente atractivo para los amantes de films alternativos, y además, por supuesto, especial para los seguidores y amantes de su música y sus locuras místicas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...